Vacuna contra la COVID-19

En IU Health, nos comprometemos a darle las últimas novedades sobre la vacuna contra la COVID-19 y las respuestas que usted necesita.

IU Health trabaja estrechamente con los funcionarios de salud pública del estado para poder distribuir la vacuna contra la COVID-19. Compartiremos con usted y su familia las últimas informaciones, respuestas y datos sobre la vacuna contra la COVID-19.

La Administración de Drogas y Alimentos aprobó dos vacunas en diciembre para uso de emergencia. El 11 de diciembre, la Administración de Drogas y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) dio una autorización para el uso de emergencia de una vacuna de Pfizer. Por otra parte, el 18 de diciembre dio la misma aprobación para una vacuna de Moderna. Hay otras vacunas que ya se encuentran en varias etapas de pruebas clínicas.

A continuación, le ofrecemos respuestas a algunas de sus preguntas sobre la COVID-19.

Últimas actualizaciones y preguntas frecuentes

Una vacuna de Pfizer recibió la Autorización de Uso de Emergencia (Emergency Use Authorization, EUA) por parte de la FDA el 11 de diciembre. La FDA dio una aprobación similar para una vacuna de Moderna el 18 de diciembre. La FDA concede una autorización de emergencia a las vacunas si satisfacen un estricto conjunto de normas de seguridad.

Una vez aprobadas, los suministros de la vacuna se distribuirán al Departamento de Salud de Indiana (Indiana Department of Health, IDOH) y luego a ciertos hospitales del estado.

Cualquier residente de Indiana de 70 años o más califica para la vacuna contra la COVID-19.

También califican para recibir la vacuna contra la COVID-19 las siguientes personas:

  • Cualquier persona que trabaje en un centro de salud o que tenga contacto cercano con pacientes
  • Los encargados de manipular materiales infecciosos
  • Los residentes y el personal de cuidados a largo plazo
  • El personal socorrista, como policías y paramédicos

Si califica elegible para una vacuna, puede llamar al 211 para concertar una cita; los familiares de las personas mayores pueden llamar en nombre de estos.

También puede visitar ourshot.in.gov para concertar una cita. También puede programar una cita para un familiar de la tercera edad. Ingrese su código postal para ubicar un mapa de los centros de vacunación.

Recibirá un correo electrónico o un mensaje de texto con una notificación para que aporte detalles adicionales y llene su formulario de consentimiento por adelantado. Complete esta información antes de su cita para evitar tener que completarla en persona en la clínica.

No se necesita ningun identificación para las vacunas. La vacuna COVID-19 está disponible sin costo para usted. No debería tener que pagar ningún otro cargo adicional. El gobierno federal ha arreglado proporcionar la vacuna a todas las personas que lo deseen.

Podría ser conveniente que coordine con su empleador un ajuste de su horario de trabajo para compensar su ausencia y garantizar una adecuada dotación de personal; los posibles efectos secundarios son leves y es posible que se hagan más evidentes después de la segunda dosis.

Cuando llegue, comunique al profesional de la salud encargado de administrar la vacuna si está enfermo(a) o si alguna vez ha tenido una reacción alérgica grave.

Si bien no se han anunciado fechas específicas, el estado continuará priorizando por grupos de edad a medida que haya más vacunas disponibles. Las personas de 70 años o más son elegibles ahora, seguidas de las personas de 60 años o más.

Es probable que las vacunas estén ampliamente disponibles para el público en general entre finales de la primavera y principios del verano.

A medida que recibamos más información, se las transmitiremos.

No hay una lista de espera para la vacuna contra la COVID-19. IU Health se apega al plan de distribución de vacunas del estado para determinar quiénes tienen prioridad: profesionales sanitarios, residentes y empleados de cuidados a largo plazo y los habitantes de Indiana que califiquen.

Se espera una abundante disponibilidad de la vacuna para el público general a finales de la primavera o principios del verano de 2021. Por favor, continúe usando una mascarilla, practique el distanciamiento social y lávese las manos frecuentemente. Mediante nuestro Centro de Recursos de COVID-19, les daremos las últimas informaciones.

La vacuna COVID-19 está disponible sin costo para usted. No debería tener que pagar ningún otro cargo adicional. El gobierno federal ha arreglado proporcionar la vacuna a todas las personas que lo deseen.

Si reciben aprobación, las nuevas vacunas se administrarán en dos dosis. Las personas recibirán una segunda dosis en un lapso de 21 días en el caso de la vacuna de Pfizer y 28 días para la de Moderna. Los participantes en los estudios lograron efectividad inmunológica plena siete días después de la segunda dosis.

Aunque no podrá elegir la vacuna que recibirá, en su primera y segunda citas recibirá el mismo tipo de vacuna. Después de su primera inyección, se le dará una tarjeta de vacunación para sus registros personales. Para su buen resguardo, considere tomarle una foto a la tarjeta y conservarla en su dispositivo móvil. De esa manera, tendrá su registro disponible y accesible para su segunda cita.

Debido a la planificación diaria de los suministros y la logística de cada centro, no podemos garantizar qué vacuna recibirá una persona en su primera cita. Sin embargo, IU Health confía en que ambas vacunas son seguras, tomando en cuenta el completo proceso de revisión y aprobación de la FDA (hasta el momento, la revisión exhaustiva de los datos de seguridad de los ensayos clínicos demuestran que, después de la segunda dosis, ambas vacunas son 95% efectivas en la prevención de la COVID-19 en la población de adultos).

Usted programará una cita para su segunda dosis durante su primera cita. Tenga esto en cuenta cuando seleccione un día/hora para su primera cita. Debe estar disponible para regresar al mismo centro entre 19 y 23 días después de su primera cita (vacuna de Pfizer) o 28 días después (vacuna de Moderna).

IU Health se rige por las orientaciones y recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) para la vacunación y los antecedentes de alergias o reacciones alérgicas graves.

  • Si tiene antecedentes de alergias a medicamentos orales, alimentos, mascotas, insectos, venenos, ambiente, látex, etc. puede proceder con la vacunación; estará en observación durante 15-30 minutos después de la aplicación de la vacuna.
  • Si tiene antecedentes de cualquier reacción alérgica inmediata a las vacunas o terapias inyectables (incluyendo anafilaxis, una reacción alérgica grave, potencialmente mortal), puede proceder con la vacunación con precaución; es posible que le formulen preguntas adicionales y permanecerá en una sala de espera/observación durante 30 minutos adicionales.
  • Si tiene antecedentes de alergia a alguno de los componentes de las vacunas, no es aconsejable que reciba la vacuna por el momento.
  • Si le han recetado un EpiPen, pero no ha tenido una reacción anafiláctica que requiera el uso de EpiPen o un tratamiento de urgencias con epinefrina, puede optar por recibir la vacuna; posiblemente le formulen preguntas adicionales y permanecerá en una sala de espera/observación durante 30 minutos adicionales.
  • Si después de recibir la primera dosis de la vacuna llega a presentar una reacción alérgica grave o una reacción alérgica inmediata de cualquier gravedad, no conviene que reciba la segunda dosis.

¿Son seguras las vacunas contra la COVID-19?

Sí, las vacunas son seguras y eficaces. La FDA revisa exhaustivamente todos los datos de seguridad de los ensayos clínicos y autoriza el uso de la vacuna de emergencia solo cuando los beneficios esperados superan los riesgos potenciales. Para recibir la autorización de uso de emergencia, las vacunas deben pasar por tres fases de pruebas (ensayos clínicos) en los que participan miles de pacientes.

Los ensayos clínicos incluyeron decenas de miles de personas de todo sexo, edad, raza y origen étnico. Tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna demostraron resultados efectivos y solo produjeron efectos secundarios leves y moderados. Además, gracias a que los datos fueron publicados, nuestro equipo de expertos pudo revisar los resultados y confirmó que las vacunas son seguras.

Las vacunas están destinadas a pacientes de 16 años o más.

Aunque las vacunas contra la COVID-19 se desarrollaron y aprobaron muy rápidamente, conviene señalar que ni la eficacia clínica ni la calidad del producto se vieron afectadas. Estas vacunas contra la COVID-19 se encuentran entre las más eficaces que hemos estudiado. Gracias a los esfuerzos de colaboración de organizaciones nacionales e internacionales, se lograron muchas medidas de eficiencia en la coordinación del proceso.

Algunas de ellas incluyen:

  • La tecnología no requiere el largo proceso de cultivo del virus en laboratorio, que normalmente dura meses.
  • Debido a que la COVID-19 ya estaba muy propagada, se logró una rápida inscripción de un gran número de participantes en los ensayos clínicos (el proceso de reclutamiento tardó semanas, en lugar de meses o años).
  • Las vacunas se fabricaron "a riesgo". Esto significa que las vacunas fueron fabricadas mientras esperaban la aprobación de la FDA para que pudieran enviarse a los hospitales en cuestión de horas. De otro modo, la fabricación masiva de las dosis se habría realizado después de la aprobación, tal como se acostumbra.

Estas medidas de eficiencia contribuyeron a reducir el tiempo que habrían tenido que esperar los hospitales y otros centros de atención médica para recibir la vacuna.

Lo que hay que saber sobre las vacunas contra la COVID-19

El reto de poner fin a una pandemia exige recurrir a todas las herramientas que tengamos disponibles. Mediante la combinación de la decisión de vacunarse y de regirse por las recomendaciones de los CDC para protegerse a sí mismo y a los demás se logrará la mejor protección contra la COVID-19.

Por el bien de su salud, le conviene vacunarse: esa decisión le ayudará a evitar que contraiga la COVID-19; además, la vacunación es una de las maneras más seguras de fomentar el desarrollo de inmunidad contra el virus.

Tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna han demostrado que son de las más eficaces que se hayan desarrollado jamás. La vacuna de Pfizer tiene más de 95% de efectividad si se reciben dos inyecciones, con 21 días de intervalo. La vacuna de Moderna tiene una efectividad que excede el 94.1% y requiere dos inyecciones, con 28 días de intervalo. Los datos han demostrado la eficacia en todos los grupos de personas en edad adulta: sexo, raza y etnia.

No. Las vacunas no contienen virus vivos.

Ambas vacunas podrían causar síntomas entre leves y moderados. Los efectos secundarios de las vacunas de Pfizer y Moderna son similares a los que se observan con otras vacunas comunes. La mayoría de los efectos secundarios duran menos de una semana y pueden incluir dolor en el sitio donde se aplicó la vacuna, dolor de cabeza, fiebre leve, dolor muscular y articular y fatiga a corto plazo. No ha habido informes de efectos adversos fuera de este lapso.

Si desarrolla síntomas durante las 48 horas posteriores a la vacunación, pero estos desaparecen en el lapso de las 24 horas siguientes a la aplicación de la dosis, no es necesario tomar medidas. Si los síntomas duran más de 24 horas, por favor, quédese en casa y comuníquese con IU Health Covid-19 Virtual Screening para su evaluación.

Debido a que el virus es peligroso y se propaga fácilmente, la vacuna contra la COVID-19 es la opción más segura para la mayoría de las personas. Sin embargo, como no hay estudios sobre esta vacuna en personas embarazadas, aún no están claras las recomendaciones exactas para estas personas. Se trata de una circunstancia estándar para cualquier fármaco nuevo y no se debe a ninguna preocupación particular relacionada con esta vacuna.

IU Health, junto con expertos de los CDC, la Sociedad de Medicina Materno-Fetal y el Colegio Estadounidense de Médicos Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists, ACOG) están de acuerdo en que las personas embarazadas deben tener acceso a las vacunas contra la COVID-19. Estas instituciones recomiendan que las personas que están embarazadas o amamantando consulten con sus médicos sobre el curso de acción correcto.

Los CDC también aseguran que las personas embarazadas con COVID-19 tienen un riesgo mayor de enfermedades graves y muerte en comparación con las personas no embarazadas en edad reproductiva. Las personas embarazadas con COVID-19 también podrían tener un mayor riesgo de resultados adversos en el embarazo, como el nacimiento prematuro, en comparación con las personas embarazadas que no tienen COVID-19.

La Sociedad de Medicina Materno-Fetal y la Academia de Medicina de la Lactancia informan que no hay razón para creer que estas vacunas afecten la seguridad de la leche materna. Las vacunas contra la COVID-19 no contienen el virus, por lo que no hay riesgo de que infecten a su bebé. Debido a que el ARNm es frágil, es muy poco probable que algún componente de la vacuna llegue a la leche materna.

Cuando tenemos una infección o recibimos una vacuna, nuestros cuerpos producen anticuerpos que combaten la infección. Los anticuerpos pueden pasar a la leche materna y luego al bebé, lo cual puede contribuir a prevenir infecciones.

IU Health avala las recomendaciones de los CDC, el ACOG y las demás instituciones mencionadas anteriormente. IU Health recomienda que las personas que están embarazadas o amamantando consulten con sus médicos sobre el curso de acción adecuado para ellas. Si las mujeres elegibles que estén embarazadas o en período de lactancia optan por recibir la vacuna contra la COVID-19, pueden hacerlo en un centro de vacunación de IU Health o del Departamento de Salud de Indiana.

Es importante que siga usando una mascarilla y que mantenga la distancia social, independientemente de que usted o alguien cercano ya haya recibido la vacuna.

Su cuerpo comienza a desarrollar la inmunidad después de la inyección, por lo que es posible que la vacuna tarde unas cuantas semanas en alcanzar su eficacia plena. Tampoco sabemos cuánto tiempo dura la inmunidad de esta vacuna.

Por lo tanto, es necesario continuar tomando estas medidas hasta que tengamos más información al respecto y hasta que la mayoría de la población esté vacunada.